Asesoramiento energético en energía eléctrica y gas

  1. Optimización de las facturas energéticas, eliminación de las penalizaciones, etc.
  2. Ahorro en la factura de energía eléctrica:

Analizamos las facturas de nuestros clientes, y ofrecemos la mejor propuesta del mercado. Con ahorros garantizados.

Cuando vamos a contratar o renovar un suministro eléctrico podemos encontrarnos con dos opciones de facturación:

  • Oferta fija, a la que estamos habituados.
  • Oferta indexada a la cotización en OMEL, en la que tendremos un precio diferente en función de las variaciones del mercado.

El precio del kWh eléctrico consta de 3 partes principales: la parte regulada por el Gobierno o ATR (independiente de la oferta), la casación del mercado OMEL y los costes de servicios del mercado, que incluyen restricciones, procesos OS y pagos por capacidad.

Una oferta fija nos incluirá todos estos conceptos, más un margen de beneficio. Para darnos un precio fijo, la comercializadora tendrá que predecir el coste de estos conceptos a lo largo de un año (observando el mercado a futuros), para asegurarse de que no perderá dinero.

Sin embargo, una oferta indexada consiste en que, el precio que paga el cliente por la energía que consume no es un precio fijo, sino que está referenciado a los precios de casación diario en el Mercado mayorista (OMEL). El precio es distinto cada hora del día y depende, como todo, de la oferta y la demanda de electricidad.

Pero, ¿qué es OMEL? Se trata del Operador del Mercado Eléctrico. Para que lo entendamos, es el mercado o la “lonja” en la que se cruzan las demandas de las empresas comercializadoras para comprar la energía, con la oferta de producción de las distintas empresas generadoras.

OMEL está supervisado por una comisión de representantes de: productores, distribuidores, comercializadores y consumidores cualificados. El operador del sistema (y encargado de la continuidad y suministro de energía) es Red Eléctrica Española (REE) y aquí es donde los generadores y consumidores lanzan sus ofertas.

Pero lo más importante es ¿cómo ha evolucionado este mercado? ¿Puedo encontrarme con subidas repentinas que me supongan un gran sobrecoste en caso de optar por una tarifa indexada?

En los últimos tiempos, la cotización del mercado OMEL ha evolucionado de la siguiente manera:

grafico

Como podemos observar, el precio de casación de la energía eléctrica ha seguido una tendencia a la baja en los últimos años, con una reducción del 5,4% entre 2011 y 2012, del 6,3% en 2013 y del 11,92% el primer semestre de 2014 (respecto al primer semestre de 2013). Estas bajadas han beneficiado a todas aquellos que hayan contratado una tarifa indexada.

Share This