Saltear al contenido principal
Català English Español

RED DE ITINERARIOS NO MOTORIZADOS DE LA COMUNITAT VALENCIANA

Con esta publicación en nuestro blog, queremos dar las gracias a todas las personas que confían en nuestro trabajo, en nuestra tarea diaria de ingeniería. Sin todos los clientes que nos apoyan, no podríamos haber llegado tan lejos. Ellos no solo nos hacen posible nuestra existencia, sino que nos ayudan a ser un poco más felices cada día.

Con mucha ilusión estamos realizando el trabajo para la creación de la RED DE ITINERARIOS NO MOTORIZADOS DE LA COMUNITAT VALENCIANA.

Junto a GEA 21, S.L. (en UTE) hemos sido adjudicatarios del contrato. Nuestro compañero de viaje es sin duda un referente mundial en materia de movilidad urbana, siendo un gran placer trabajar a su lado.

Movilidad, progreso y libertad, conceptos que se vienen entrelazando y que en los dos últimos siglos, han trasformado el escenario de aislamiento en el que transcurría la vida de la inmensa mayor parte de las personas, multiplicando las posibilidades para desplazarse y por lo tanto de las opciones de trabajo, formación y acceso a los servicios.

Ferrocarriles, tranvías y automóviles han ido trasformando los límites geográficos de la vida de las personas, un mundo global en el que los niveles de interrelación social y cultural superan una tras otra todas las fronteras. Al comenzar el siglo XXI sabemos, sin embargo, que los beneficios de esta movilidad y desarrollo tiene límites y condicionantes muy claros, nuestro territorio sucumbe asfixiado por un tráfico creciente, el coche se ha hecho amo y señor de los espacios urbanos y carreteras. Tenemos por lo tanto el reto de que cada vez más ciudadanos y ciudadanas puedan moverse fácilmente para satisfacer sus aspiraciones en relación con el empleo, la formación, los servicios, pero que ello sea compatible con tener un entorno de alta calidad, en el que podamos recuperar espacios públicos al servicio de las personas.

En la Comunidad Valenciana, como en tantos otros territorios, de la mano de una mayor sensibilización por los temas medioambientales, ha ido creciendo el consenso en cuanto a la necesidad de un cambio de modelo que de mayor protagonismo a los modos no motorizados. El renacer de la bicicleta en los últimos años, que ha popularizado su uso, unido a una tradición peatonal no completamente perdida, han originado un gran auge en la demanda de vías no motorizadas. En respuesta a dicha demanda, muchos municipios han puesto en marcha iniciativas de fomento de una movilidad alternativa al coche, incluyendo el desarrollo de infraestructuras ciclistas y peatonales. Mientras que desde los otros niveles de la Administración con competencia en materia de carreteras, las actuaciones se han integrado en los sucesivos planes de carreteras, desarrollando estudios y actuaciones que han sistematizado la inclusión de vías no motorizadas como un equipamiento más en los nuevos proyectos de carreteras.

Como resultado, se calcula que la Comunidad Valenciana existen unos 50 recorridos para peatones y ciclistas, muchos de ellos conectados entre sí, y que suman más de 600 kilómetros. La demanda creciente de este tipo de vías nos obliga a fomentar su desarrollo y sobre todo a difundir sus itinerarios: promoviendo un uso sostenible y sensible con el entorno.

Muchas gracias por todo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar